AstroArtículos

Algunos artículos sobre astronomía publicados en medios:

Gaia, cartas desde el cielo
El Universo tiene una capacidad infinita para asombrar a los astrónomos. A medida que nuevos telescopios y misiones espaciales se ponen en funcionamiento, mayor es el número de incógnitas que aparecen. De alguna forma, el conocimiento es como un plano, una vez lo despliegas para consultarlo ya no puedes plegarlo de nuevo. Y, precisamente, generar el mapa más amplio de nuestra galaxia es el objetivo de la misión Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA). IAA-CSIC

¿Golpeará un asteroide la Tierra?
El universo no se diferencia mucho de otras realidades cotidianas. El precio de vivir cómodamente en un planeta soleado y con buenas vistas se traduce en un contrato inmobiliario donde los efectos secundarios vienen en letra pequeña. Y es que a nuestro jardín le ha salido un obstáculo en forma de pedrusco: los asteroides. Su particular existencia deriva de los fragmentos de material rocoso que nunca llegaron a convertirse en planetas hace 4.500 millones de años, la época en la que empezó a constituirse todo el Sistema Solar. Desde entonces, esta región es un gran campo de tiro en el que ningún planeta, incluida la Tierra, está a salvo. El País

Molinos para ver el cosmos
Se puede resumir la historia del Universo como un instante de agitación y 14.000 millones de años de espera. Durante ese tiempo, el Universo ha ido enfriándose y estructurándose hasta evolucionar en un aparatoso mobiliario cósmico. Pero el proceso por el cual la materia se ha organizado no es fácil de estudiar. Desprovistos de las herramientas experimentales necesarias para acercarse al instante inicial de la Gran Explosión, los astrónomos han tenido que buscar pruebas indirectas. Público

Borrachos de luz
El relato de Isaac Asimov Anochecer cuenta la historia de una civilización alumbrada por seis soles que no conoce la noche. Un día, una inusual conjunción cósmica oculta sus astros y aparece por primera vez la oscuridad, descubriendo un cielo llovido de estrellas y un universo mucho más grande de lo que creían hasta entonces. Ahora pongámonos en la situación contraria: ¿qué pasaría si perdemos el contacto con el firmamento y convertimos el universo en algo mucho más pequeño? La Vanguardia

Protección Solar
El mundo necesita de escudos para sobrevivir. Sin ir más lejos, es gracias a la piel que no andamos con los órganos y las vísceras al aire libre. La ropa nos aísla de las inclemencias del entorno que nos rodea y de la mirada de nuestros vecinos. En la Tierra tenemos viviendas que nos protegen de los elementos desatados de la naturaleza. Y, a su vez, la atmósfera causante de los efectos meteorológicos adversos absorbe parte de la radiación solar, reduce las diferencias de temperatura entre el día y la noche y actúa como defensa contra las visitas espaciales de meteoritos y otros ‘particulares’ tropiezos.  Caosyciencia

Antes de que anochezca
Ahora, como antes, la vida recibe su energía del Sol. Llegará un día en que la economía sumergida del Universo haga que todo estalle por los aires. Tarde o temprano a cada estrella le llega su fin. Para entonces, quizá encontremos una sombrilla donde ponernos a salvo. IAC Noticias

Piedritas en la ventana
Para la Tierra, el Universo es un niño cruel que juega con una mosca atrapada en el cristal. Mientras a nosotros nos basta con cerrar las ventanas y arrebujarnos entre las sábanas los días de tormenta, los asteroides, en su oficio de domador de planetas, navegan en la oscuridad entre luces del cosmos; lejanos al miedo, próximos al naufragio.  IAC Noticias

Miradas felinas
El Universo tiene problemas de espacio, pero de espacio mental. Para decirlo de otro modo, el Universo es un traje que nos viene demasiado grande, no nos sentimos muy a gusto dentro de él, pero aun así no podemos dejar de sentir admiración, tal vez porque es nuestro origen. Somos polvo de estrellas. Algo es algo, aunque tener la constancia de ser una mancha llena de ácaros en un rincón remoto nos convierta en náufragos más desvalidos que los astronautas del Apolo XIII.  Caosyciencia

El sueño del GTC
Las primeras imágenes proporcionadas por GTC y su instrumento OSIRIS son, además de científicas, poéticas. Una galaxia remolino, una nebulosa esquimal, un enjambre de galaxias conocido como Corona Borealis, una fábrica de supernovas, la evocadora agrupación de galaxias Los ojos de Markarian… No cabe duda: la Astronomía tendría que escribirse en verso. Cuando los astrónomos observan por las noches deberían colgar en la puerta el mismo cartel que ponía el poeta Saint-Pol-Roux cuando se iba a dormir: “el poeta trabaja”. GTCdigital

Un espejo en forma
Las palabras pueden hablar mucho, pero decir poco. La reciente imagen del gran espejo primario del GTC completado dice mucho por sí sola. Por fin, el Universo ya tiene un espejo a su medida en el que mirarse. Pero no nos vamos a detener en la descripción de sus dimensiones, sino en su forma. Para conseguir un espejo de más de 10 metros de diámetro, fue necesario dividirlo en 36 segmentos hexagonales. ¿No les recuerda a algo? GTCdigital

¡Ole… aginoso!
“Oleaginoso” parece una palabra malsonante pero, en cambio, describe a la perfección la cualidad que hace mover las 300 toneladas de peso del GTC con un pequeño empujón. Los ingenieros lo han comprobado. Como un elefante balanceándose sobre la tela de una araña, el telescopio más grande del mundo es capaz de levitar gracias a la sencillez de una gota de aceite. GTCdigital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s