Archivo de la etiqueta: fotografía

10 visiones artísticas de astronautas trastornados

Dese hace unos días La Formula del Lápiz tiene una nueva spin-off llamada La Fórmula del Cosmos, un microblog en el que iré recopilando cualquier tipo de arte inspirado en el Universo y la exploración espacial con el que vaya tropezando. Y qué mejor forma de inaugurarla que con una lista -elaborada con las primeras entradas publicadas-, de varios proyectos artísticos basados en la figura que más legítimamente representa la última aventura humana: los astronautas.

Aunque el interés por la belleza y el significado de la experiencia humana en el espacio sigue presente, como demuestra el reciente éxito de la película Gravity, desde que el hombre llegó a la Luna, ser astronauta nunca ha vuelto a ser lo mismo. La exploración espacial se ha convertido en algo rutinario. Los hombres del espacio ya no son intrépidos exploradores, sino adiestrados operarios de laboratorios espaciales. Hoy los astronautas no son héroes nacionales, sino hombres corrientes. No ocupan portadas de periódicos ni reúnen a millones de personas delante del televisor.

Culturalmente, tras el uso mediático, ideológico y propagandístico durante los primeros años de la carrera espacial, el astronauta ha pasado de ser un mito a convertirse en un icono pop que inspira campañas de publicidad, artículos de moda y hasta ropa de cama. Pero el arte, interesado por el viaje espacial desde los inicios de la astronáutica, ha continuado inspirándose en su figura. Si bien a finales del siglo pasado muchos artistas la utilizaron para criticar la estandarización de la cultura de masas (como la serie ‘Space’ del artista islandés Erró) o la manipulación informativa (como ‘Sputnik’ del catalán Joan Fontcuberta), en este siglo la mayoría de artistas parecen coincidir en relacionar al viajero espacial con la soledad, la incomunicación o la pérdida de valores e ideales. La siguiente lista, formada por siete proyectos fotográficos y tres pictóricos, son una muestra de esta tendencia.

1. Crash Landed  de Ken Hermann

tumblr_n4cihbWeru1tyw330o1_500

¿Qué pasaría si un día, al girar una calle o al levantar la cabeza en una biblioteca, descubres a un astronauta mirándote fijamente? El fotógrafo Ken Hermann, en ocasiones, ve astronautas deambulando por Copenhagen.  Leer más

2. Astronauts  de Hunter Freeman

tumblr_n4chuwOHoa1tyw330o1_1280

Los astronautas retratados por Hunter Freeman tienen miedo de salir de sus trajes, pero no es fácil adaptarse cuando vives encerrado en una escafandra espacial. Sin duda, para abandonar la Tierra antes es necesario salir de la ‘cuna de la mente’. Leer más

3. Space de Tyler Shields

tumblr_n4cgwhcPAG1tyw330o1_1280

¿Quién no ha soñado, alguna vez, en ser astronauta? Sin embargo, el fotógrafo de moda Tyler Shieds tenía otro anhelo: utilizar una cámara Hasselblad 500 como la empleada durante el programa Apolo. Un día su sueño se hizo realidad. Leer más

 4. Lost Astronaut  de Nacho Alegre y Alicia Framis

tumblr_n4cgd1dPyD1tyw330o1_1280

¿Por qué ninguna mujer ha ido a la Luna? La astronauta fotografiada por Nacho Alegre y reencarnada en la artista Alicia Framis lleva más de 40 años esperando su turno. Pero, ya se sabe, quien espera, desespera… o bien, como otras muchas mujeres en la historia, acaba haciéndose invisible y anónima. Leer más

5. Astronaut Suicides de Neil Dacosta

tumblr_n4cft6G7mj1tyw330o1_1280

Miles de horas de estudio, entrenamientos intensivos, noches de ojos abiertos imaginando el día en que tu sueño de ingravidez, por fin, se hará realidad… y llega Obama y te cancela el programa del transbordador espacial.  ¿No dan ganas de suicidarse? Leer más

6. Astronauts  de Bernard Bailly

tumblr_n4ces6QmvE1tyw330o1_500

Los astronautas describen con frecuencia su primer vuelo espacial como una “sensación divina” o una “alucinación paradisíaca”. Los viajeros fotografiados por Bernard Bailly siguen en un estado alterado de conciencia. Leer más

7. Disportraits  de Matthias Schaller

¿Alguna vez has tenido la sensación cuando hablabas con alguien de que no te estaba escuchando? Probablemente es lo que te suceda con los astronautas de Matthias Schaller. Leer más

 8. Astronauts de Scott Listfield

tumblr_n4cdmhOPfI1tyw330o1_500

Los astronautas de Scott Listfield son el presagio de que  el turismo espacial será en unos años el equivalente a los viajes espirituales a la India. La sociedad de consumo tiene los días contados, claro que cuando los vuelos espaciales sean low cost y permitan acumular puntos. Leer más

9. Astronauts de Nicholas Forker

tumblr_n4cc1mrCPg1tyw330o1_1280

Astronautas jugando al béisbol, posando con un balón de baloncesto o sentados en un sofá. El bolígrafo de Nicholes Forker escribe fino a la hora de retratar las contrariedades de la cultura americana. Leer más

10. Cosmonauts de Jeremy Geddes

tumblr_n4c9k469PH1tyw330o1_1280.jpg

A los cosmonautas de Jeremy Geddes les gusta echar de comer a las palomas, pero no para matar el aburrimiento, sino para crear atmósfera y dramatismo. Como ángeles de una mitología cósmica, su vuelo espacial es al mismo tiempo un ascenso y una caída. Leer más

Piazzi Smyth, luces y sombras

Este vídeo forma parte de la exposición “Memorias del Teide” organizada por el Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife y el Museo de la Ciencia y el Cosmos. Realizado por Iván Jiménez y Rubén Naveros

Durante los siglos XVIII y XIX, el afán de curiosidad y conocimiento despertado por la Ilustración acaparó la atención de muchos intelectuales europeos que emprendieron un buen número de expediciones científicas con el objeto de explorar nuevas y lejanas tierras. Alentados por una visión generalista de la ciencia, estos aventureros, naturalistas y exploradores, integraron a la perfección la formación científica con la humanista. Buscaban el conocimiento en todas sus manifestaciones. Sus intereses científicos eran múltiples: botánica, geología, zoología, física, astronomía… De sus investigaciones y estudios dejaron un abundante y heterogéneo legado formado por diarios, informes, memorias, relatos, cartas y colecciones. Pero, en su extraordinaria polivalencia, también fueron precursores en el uso del dibujo, el grabado o la fotografía como herramienta de ayuda a la investigación y la ciencia.

La exposición Memorias del Teide refleja la historia contemporánea de la Astronomía en Canarias, que se inicia con la expedición astronómica de Piazzi Smyth en el siglo XIX y de la que surgió la idea de crear un observatorio astronómico permanente; hoy, uno de los mejores del mundo.

Una escala casi obligada en sus expediciones por el Atlántico fue Canarias, encrucijada entre Europa, África y América. La exótica naturaleza isleña y, sobre todo, la fascinación que,  desde la antigüedad, despertaba el Teide o Pico de Tenerife, como se le conocía entonces, convirtieron a la isla en un singular laboratorio para muchos científicos europeos. Entre ellos, uno de lo más grandes naturalistas de todos los tiempo, Alexandre von Humboldt. Sus viajes tuvieron un gran impacto y motivaron a muchos aventureros a seguir sus pasos. Pero además de las peculiaridades geológicas, botánicas y climáticas, Canarias ocuparía un capítulo especial en la ciencia europea al convertirse en el centro de atención de la revolución astronómica del siglo XIX.

En 1856 el astrónomo escocés Charles Piazzi Smyth llevó a cabo la primera expedición genuinamente astronómica hecha en las Islas Canarias. Su viaje estaba motivado por la sugerencia de Isaac Newton, nunca antes probada, de hacer observaciones del cielo estrellado en las cumbres más altas donde la atmósfera fuera más serena y estable. En cuanto obtuvo el permiso de la Royal Society, Piazzi Smyth no dudó en embarcarse en un curioso viaje de bodas con su mujer Jessie Duncam a la cumbre del Teide. Durante su estancia de tres meses en lo alto de Guajara y Altavista, Piazzi Smyth reunió una buena cantidad de observaciones magnéticas, meteorológicas y astronómicas, además de geológicas y de historia natural, que demostraron la idoneidad de situar telescopios en lugares elevados, convirtiéndose en el precursor mundial de los observatorios astronómicos de montaña.

Pero también fue pionero en la utilización para la investigación científica de un reciente invento, la fotografía. Era tal su devoción por esta técnica que convirtió la publicación en 1858 de su libro “Tenerife, an astronomer’s experiment”, en la primera obra de la historia ilustrada con fotografía estereoscópica. Posteriormente a su publicación muchos editores vieron el potencial que este medio tenía y se especializaron en ediciones de libros de fotografía. A la vez que convenció a la comunidad científica de su utilidad  para ilustrar la naturaleza de forma más objetiva que a través del dibujo hecho a mano. Para demostrarlo comparó uno de sus fotografías con una ilustración artística utilizada por Humboldt del drago de La Orotava, he hizo el siguiente comentario: “comparando su dibujo con mis fotografías en Tenerife (…) sin duda habrán supuesto que yo había puesto mi cámara delante de un árbol equivocado”. El mismo Humboldt admitió el valor de este nuevo método: “reconozco la imperfección de los dibujos de paisajes y de las grabaciones que los acompaña, pues a menudo desfiguran nuestros libros de viaje (…), pero las fotografías podrían ayudar mucho”.

En sus siguientes viajes, Piazzi Smyth perfecionó mucho la técnica fotográfica. Sus publicaciones alcanzaron una gran popularidad, sobre todo, las relacionadas con Egipto y su estudio de la Gran Pirámide. Piazzi creyó encontrar la demostración de una intervención divina en su construcción, lo que desacreditó su figura y le valió el rechazo de la Royal Society por la evidente ausencia de argumentos científicos en sus alegaciones. Desgraciadamente, este hecho ha sido lo único que ha trascendido de este personaje, venerado por los creyentes de lo paranormal y excursionistas de la nave del misterio, y no sus contribuciones a la astronomía y a la fotografía científica. Un imperfecto retrato que merece la pena volver a revelar y obtener de su negativo una renovada instantánea de luces y sombras.